Los estudiantes de Primaria mejoran en matemáticas y ciencias, pero las chicas se quedan atrás


España mantiene la brecha de género y más estudiantes rezagados que la media de los países desarrollados


Los alumnos españoles de nueve años mejoran en matemáticas y ciencias, según los resultados del informe TIMSS 2015. Superan la barrera media de los 500 puntos, pero quedan lejos de los estudiantes del Este asiático que llevan dos décadas liderando este estudio. Esa es la cara buena de los resultados de las pruebas que afrontan 580.000 alumnos de primaria de 57 países, con nueve y 10 años de edad. La cruz es que mantiene la brecha de género y también un porcentaje de alumnos superior a la media entre aquellos con conocimientos más básicos: uno de cada cuatro chicos solo puede resolver problemas matemáticos simples; uno de cada cinco en el caso de las ciencias.

Fotonoticia.jpg

La puntuación media española en la prueba TIMSS (Estudio de las Tendencias en Matemáticas y Ciencias, en sus siglas en inglés) es de 505 puntos en matemáticas (23 más que en 2011), lo que la sitúa por primera vez por encima de la nota media de los países analizados. La puntuación está por debajo de la media de la OCDE, con 525 de media y de los países de la UE, con 519, aunque es el país que más mejora entre los europeos.

En el caso de ciencias, la media española es de 518 puntos, 13 puntos más que el estudio previo. La mayoría de los países también ha mejorado, según destacan los autores del trabajo, que vuelven a encabezar los alumnos del Este asiático en las dos disciplinas. La media de la OCDE se sitúa en 528 puntos y la de la UE en 521.El secretario de Estado de Educación, Marcial Marín, ha destacado este martes, que España está “en el buen camino”. “Es razonable que en cuatro años lleguemos a la media de la OCDE”, ha añadido.

Los primeros en mates son Singapur (618), seguida de Hong Kong (615), Corea del Sur (608); Taipéi (Taiwan), que obtuvo 597 puntos y Japón, con 593. Las mismas naciones destacan también en ciencias junto con Rusia, todos por encima de 555 puntos.

El trabajo establece cuatro niveles: avanzado, alto, intermedio y bajo. Los que están en el escalón superior pueden resolver problemas complejos y explicar cómo han llegado a la solución. Los del último, tienen conocimientos muy básicos de matemáticas (sumas, restas, multiplicaciones de un dígito o fracciones simples). En este nivel están uno de cada cuatro alumnos españoles. Además, hay un 7% con estudiantes en un nivel muy bajo mientras solo un 3% de ellos obtuvieron las calificaciones más altas. La mayoría de los chicos españoles se quedaron en el tercer escalón, el intermedio. Pueden aplicar conocimientos matemáticos básicos en situaciones sencillas, entienden los números enteros y, en parte, las fracciones y decimales, además de poder relacionar dos y tres dimensiones y leer e interpretar gráficos y tablas.

En el caso de las ciencias, los más avanzados demuestran un conocimiento del proceso de investigación científica, entienden la física y cómo se desarrolla la vida frente a los del último grupo, con conocimientos muy básicos de la materia. En el intermedio, donde de nuevo se sitúa la mayoría de estudiantes españoles, comprenden cuestiones sobre la vida, la física y las ciencias de la tierra (Biología y Geología). Entre aquellos con saberes más rudimentarios, según explica el informe, están los estudiantes que identifican animales que ponen huevos, reconocen a los que tienen columna vertebral o alguna característica necesaria para que las plantas crezcan.

Aunque España tiene más alumnos rezagados y menos excelentes que la media de la OCDE, los datos mejoran. El Ministerio de Educación ha destacado que se ha producido “principalmente” en aquellos situados en niveles más bajos. “Nuestros sistema educativo consigue mover las desigualdades por razones económicas y sociales mejor que el resto”, ha señalado el director de Evaluación, José Luis Blanco, que ha destacado que, entre las claves de la mejora, está “la introducción y una nueva ley educativa (LOMCE) que ha pretendido atender a la diversidad”. Los estudiantes de 4º de primaria que hicieron el examen en 2015 llevaban dos años con la nueva normativa en las aulas. Existe consenso científico en que los efectos de este tipo de cambios legislativos no suelen tener efecto hasta que pasan al menos 10 años.

Mientras los datos internacionales apuntan a que la brecha de género se va reduciendo en sucesivas ediciones, en España (que solo ha participado en los dos últimos trabajos de 2011 y 2015) se mantiene. Es el tercer país con más diferencias de rendimiento en matemáticas, por detrás de Italia y Croacia y el octavo en ciencias. El propio trabajo considera que se trata de un dato “significativo”. Según el informe auspiciado por la Asociación Internacional para la Evaluación del Éxito Educativo (IEA, en sus siglas en inglés), ellas obtienen menos puntuación en ambas materias (seis menos en ciencias y 12 menos en matemáticas), con diferencias similares a las que se produjeron en las pruebas de 2011. El informe español considera “importante” analizar esta variable, que permite “constatar el posible efecto de las diferentes políticas de igualdad que deben poner en práctica los países y las escuelas a fin de garantizar el máximo desarrollo educativo de todas las personas, independientemente de cuál sea su sexo”.

Otros países, como Alemania, Noruega, Singapur o Irlanda, consiguen equiparar a chicos y chicas y en Finlandia los datos de ellas superan a los de ellos. “La mayoría de los países tienen esta brecha”, ha señalado el director de Evaluación del Ministerio de Educación, José Luis Blanco. “Socialmente existe un prejuicio generalizado de que los niños están más preparados para carreras científicas y matemáticas que las niñas”, ha añadido, tras asegurar que es uno de los aspectos que hay que mejorar.

En 20 años de trayectoria, la tendencia muestra una reducción de esa brecha especialmente en ciencias y principalmente entre los alumnos mayores. TIMSS también mide resultados de distintos países en alumnos de secundaria (con 14 y 15 años), aunque España no fue evaluada en esa franja de edad, que coincide con la de las pruebas PISA de la OCDE.


Autora: Pilar Álvarez – Madrid
Enlace: El País

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s